jueves, 2 de febrero de 2017

La Emualda



En una ciudad como la nuestra, tan propicia a copiar todo lo que viene de fuera, me atraen especialmente los sitios que apuestan, trabajan e investigan a partir de lo madrileño.
Por eso hoy voy a recomendar este bar del barrio de Retiro: La Emualda.


Con una decoración muy atractiva, una carta no muy extensa pero variada y eficaz, una amabilidad espontánea, cañas bien tiradas y vinos de Madrid, y una serie de platos neocastizos: las cazuelitas madrileñas, los postres chulos, etc...
Pues uno se deja seducir y va probando un poco de esto, un poco de lo otro...


Y lo que me atrapa definitivamente son las patatas bravas. Extraordinarias. Con la salsa inyectada dentro de la patata. Deliciosas.


Y podemos mencionar también las croquetas, los callos, las tiras de pollo, el rabo de toro, la tortilla, la panceta, el pulpo, el bacalao rebozado...
En cuanto a las verduras, un tema que siempre echo de menos y siempre resulta conflictivo, les falta repensarlas y madurar sus recetas para acentuar el sabor. Con los postres diríase otro tanto. 


La Emualda está en la calle Menorca nº 4.