jueves, 30 de junio de 2016

Peñalaire



No es fácil en el Madrid de hoy encontrar un restaurante de cocina española, cocina sana y elaborada con sabor casero, y por eso merece la pena conocer el Peñalaire.
Esta Casa de Comidas de principios de los 70 ofrece una variadísima carta a unos precios realmente asequibles.
Entre semana el menú cuesta 9,70 y el fin de semana 11,50.


Un sitio popular, auténtico, sin concesiones a las modas.
Se puede pedir vino de todas las clases, aunque a mí en un sitio así me pega más el vino con gaseosa.
Verduras, carnes, pescados, legumbres...y ¡hasta fruta!
Hoy, cuando en la mayoría de restaurantes los postres son pura grasa, aquí se permiten pelar una naranja y cortarla en rodajitas. 


Peñalaire: Calle Embajadores nº 21, junto a la iglesia de San Cayetano.



miércoles, 29 de junio de 2016

La nueva vida del mercado de Vallehermoso



El Mercado de Vallehermoso, en la calle Vallehermoso esquina a Fernando el Católico, es uno de los mercados de abastos construidos en la segunda República, con un eficaz criterio racionalista y unas formas no exentas de armonía. Como usuario habitual, puedo asegurar que tiene excelentes puestos de fruta, pescado y carne, y otros de productos alimenticios de almacén.
El caso es que en las últimas cuatro décadas habían cerrado toda una serie de puestos debido a la competencia de los supermercados y grandes superficies.
Pero algo se mueve en su interior.


En el último año han abierto sus puertas una veintena de nuevos puestos, algunos de ellos realmente interesantes. Uno de los que más me gustan es la panadería "El Horno de Babette", con un pan auténtico de mucha calidad.


Hay un puesto de productos asturianos, otro de carnes del mismo Principado, otro de carnes de la Sierra de Guadarrama, uno de productos ecológicos, dos de quesos artesanos (de Córdoba y Albacete), uno de sobaos y quesadas de Cantabria, varios de comida para llevar...


Un puesto de cervezas artesanas La Virgen, y varios bares. Está bien que los mercados tengan bares y restaurantes; pero con un control, porque si proliferan pueden acabar por fagocitar aquello que se pretendía revitalizar, como ha pasado en San Antón y en San Miguel. El caso es que los fines de semana, al atardecer, un nutrido público juvenil inunda el mercado para visitar estos nuevos bares.


Los puestos de toda la vida me parecen magníficos, los veo como una inmejorable exposición de arte conceptual a base de frutas, verduras, pescados...
Hacer la compra en uno de estos mercados, conversando con los tenderos, es una experiencia gratificante. Consumes productos de tu país, y el dinero se queda en tu barrio, no se va a lejanas tierras como en las grandes superficies. Es la experiencia de los mercados madrileños.


Fotos: C. Osorio.


martes, 28 de junio de 2016

Arte topiario en Madrid



La poda ornamental también se conoce como arte topiario. Topiario viene del latín Topiarius, que significa creador de lugares o creador de jardines.
Se trata de ir podando los árboles con intención artística para que adopten formas geométricas.
Este arte, practicado en jardines de diversos estilos (renacentista, neoclásico, versallesco) tuvo un especial desarrollo en Madrid en el siglo XX. Son especialmente atractivos los cipreses del parterre del parque del Retiro, con esas formas globosas que vemos en la primera imagen.


El arte topiario está muy presente en los jardines de Sabatini y en la Plaza de Oriente.


También en los jardines de Cecilio Rodríguez, en El Retiro. Este tipo de poda ornamental tuvo mejores momentos en el pasado, cuando existía la escuela de jardineros de Madrid y los parterres estaban a cargo de jardineros expertos. Hoy los cipreses están casi todos torcidos y perdiendo el compás, como si los regaran con vino.


Una variante del arte topiario es la creación de figuras con plantas enredaderas. Previamente se crea un armazón con alambre, y se deja que la planta cubra el armazón para luego recortarla.
Es el caso del Bosque Encantado de San Martín de Valdeiglesias, un lugar muy visitado por familias con niños.





lunes, 27 de junio de 2016

Modernismo en la calle Infantas



En la calle Infantas, 23 tenemos un interesante edificio modernista del arquitecto José Carnicero, construido en 1909. 
En realidad, el edificio ya existía desde fines del XIX y se le reformó intensamente, dotándolo de una nueva y deslumbrante fachada.
Vale la pena deleitarse un rato con sus esmerados trabajos de yeso y su soberbio uso del hierro.


En los bajos hay un bar que estéticamente desentona con el conjunto, pero que ofrece unas tapas pantagruélicas.

Fotos: C, Osorio.

sábado, 25 de junio de 2016

Cómo éramos y como somos: Vivíamos en el mundo real.



Antes de que nos comunicáramos mediante el móvil, antes de que nuestra vida social se hiciera en las redes, hubo largos siglos en los que nos relacionábamos dentro de lo que hoy llamamos el mundo real.
Los niños jugaban a juegos que requerían imaginación y ejercicio físico.
Los amigos eran seres reales a los que podías ver, oir, y tocar, y acudían a menudo cuando los necesitabas.
Ir de compras era una experiencia placentera, porque había tiendas y dependientes de confianza que te asesoraban.
Las gentes no solo dedicaban el ocio a ver las ocurrencias que se publican en las redes, también leían libros.






Así éramos: Vivíamos en el mundo real.




viernes, 24 de junio de 2016

Exposiciones en Madrid esta semana


Recomendaciones de Caminando por Madrid


TORRES GARCÍA, UN MODERNO EN LA  ARCADIA

Fundación Telefónica


170 obras (pintura, escultura, collages) del artista uruguayo que residió en España.

Espacio Fundación Telefónica
C/ Fuencarral, 3 (Metro Gran Vía)
Horario: De martes a domingo de 10 a 20 horas. Cerrado lunes y festivos.
Entrada gratuita.
Hasta el 11 de Septiembre de 2016.

*****************************************


PHOTOESPAÑA, 2016.


Selección de exposiciones interesantes de esta gran muestra de fotografía anual, 

Hasta el 28 de Agosto de 2016.

**********************************


EL BOSCO

Museo del Prado


El Museo del Prado atesora las mejores obras de El Bosco gracias al afán coleccionista de los Austrias. El Prado ha organizado la mejor exposición sobre El Bosco nunca realizada, con 65 obras, algunas traídas de EE.UU., París o Lisboa.

Dirección: Paseo del Prado s/n.

HorarioDe Lunes a Sábado de 10 a 20 h. Domingos de 10 a 19 h.
Precio: ¡14 euros!
Hasta el 11 de Septiembre de 2016.

*************************************


PACO GÓMEZ, FOTOGRAFÍAS

Depósito del Canal, en Ríos Rosas


Paco Gómez (Navarra, 1918 – Madrid, 1998) es una de las grandes figuras de la fotografía española de la segunda mitad del siglo XX. Cofundador de La Palangana, germen de la Escuela de Madrid.

Sala de exposiciones del Canal
Dirección: Santa Engracia, 125, C.P. 28003, Madrid,
Horario:de Martes a Sábado de 11:00 a 20.30 h. Domingos y fest. de 11 a 14 h. Cierra Lunes.
Precio:entrada gratuita
Hasta el 24 de Julio de 2016.

*************************************


CAMPO CERRADO

Museo Reina Sofía


Cuadros, esculturas, dibujos y documentos del arte español de los años 40. Artistas como Brossa, Capa, Chillida, Millares, Renau, Tapies, o Zabaleta.
Horario: Laborables excepto martes: 10 a 21 horas. 
Domingos: 10 a 14:15 horas.
Precio: 4 €
Hasta el 26 de Septiembre de 2016


********************************


MIGUEL BLAY, SOLIDEZ Y BELLEZA

Museo del Prado


Museo del Prado. Edificio Villanueva. Salas 60 y 47.
Horario: Lunes a sábado de 10:00 a 20:00 h.
Domingos 10:00 a 19:00 h.
Precio: ¡14 €!
Hasta el 2 de Octubre de 2016.

**************************

LETRAS CLANDESTINAS

Imprenta Municipal


La cultura clandestina, impresa o manuscrita, producida y difundida al margen de los canales oficiales de la Dictadura de Franco.

Imprenta Municipal
C/ Concepción Jerónima, 5. 28012 Madrid.
Horario: De martes a viernes de 10:00 a 20:00 horas.
Sábados, domingos, festivos, de 10:00 a 14:00 horas.
Entrada Gratuita.
Hasta el 30 de Octubre de 2016.

********************************************


Visitas Guiadas de "Caminando por Madrid"

jueves, 23 de junio de 2016

Casa Crespo



Casa Crespo, en Malasaña, es una de las tiendas más atractivas de Madrid.
La fundaron en 1863 Gregorio Crespo y su mujer, Manuela, quienes aparecen en los bustos de escayola junto a un banco de alpargatero, unas aguaderas y unas alpargatas.


Las esparterías fabricaban toda clase de recipientes y esteras en una fibra natural y ecológica como es el esparto. Hoy, la estrella es la alpargata, un calzado cómodo y fresco para el buen tiempo.
Además, cañizos, astiles y cuerdas.


Aquí recibes asesoramiento y atención, como en los buenos comercios de siempre,
por parte de Maxi, Ana y su hija, que ya es de la quinta generación. 


Casa Crespo está en Divino Pastor, 19.



miércoles, 22 de junio de 2016

Ayer y hoy del barrio de Palomeras, 2.



El barrio de Palomeras, en Vallecas, ofrecía este aspecto en los años cincuenta y sesenta.
Gentes llegadas a Madrid desde el campo depauperado se construyeron sus propias casas en calles irregulares donde la tierra se convertía en barro cuando llovía y en polvo cuando hacía sol.


Casas sin agua corriente, sin luz eléctrica. Familias que luchaban por salir adelante y encontrar una vida mejor.


La ropa tendida en las calles, agitándose al viento como una bandada de palomas.


Y ya en los setenta, un bosque de antenas de televisión y de palos del tendido eléctrico  presagiaba una vida con más comodidades.


Gentes venidas de Andalucía, de la Mancha, de Extremadura, que pasaron a convertirse en madrileños. Gentes que lucharon por una vida mejor y que vieron transformarse aquella humilde barriada de casitas y chabolas en un barrio más de la ciudad.






martes, 21 de junio de 2016

Ayer y hoy del barrio de Palomeras



Recuerdo el agradable paseo que nos dimos esta primavera con Paco Gómez, autor del blog "El cajón del maestro", por el barrio de Palomeras, donde él ha sido maestro.
La tarde comenzó con una buena comida en la Escuela de Hostelería del Padre Llanos, en la calle Martos 15, cerca de la estación de El Pozo, donde previa reserva se puede comer por un precio en torno a los 15 €.
Luego Paco nos enseñó su colegio, donde hay un huerto urbano.


Algunos edificios de realojo resultan un tanto desmesurados, sobre todo teniendo en cuenta que este fue un barrio de casitas bajas. Claro que, las condiciones de habitabilidad de aquellas casitas no eran nada recomendables.


Para dignificar el barrio se creó un museo de esculturas al aire libre, que te va sorprendiendo a cada paso.


El Centro Cultural Paco Rabal es el lugar de reunión de los vecinos del barrio. 
Allí, los niños juegan mientras los sufridos padres se toman una caña y comentan entre ellos el día a día de la crianza y la educación de los chavales.


El menú del día del centro sale muy apañadito.


Luego contemplamos en edificio de la Asamblea de Madrid, obra de Ramón Valls y Juan Blasco, de 1994.


Junto a él se halla uno de los edificios residenciales más atractivos de la zona.


Luego nos quedamos atónitos con las grandes chimeneas de un complejo térmico-energético que nunca llegó a funcionar


Y vemos la estación de Entrevías, arquitectura grandilocuente y poco convincente.


Mucho ha cambiado el barrio, como veremos en las fotos antiguas que publicaremos mañana.



lunes, 20 de junio de 2016

De cuando los madrileños vivíamos en cuevas



Desde el paleolítico hasta los años 60 del siglo XX ha habido madrileños viviendo en cuevas.
La configuración arenosa o yesífera del terreno facilita la excavación de cuevas-vivienda.
Las más antiguas pertenecen al Paleolítico y se hallan en los cortados yesíferos de Perales de Tajuña, o en zonas próximas a Vallecas y Villaverde. El Titulcia existe aún un nutrido grupo de cuevas vivienda, habitadas hasta fechas reciente, en un estado de conservación un tanto lamentable que merecería una intervención de Patrimonio Histórico.


Por lo que respecta al casco urbano madrileño, hay referencias a las cuevas vivienda en muchos barrios de Madrid a lo largo de los siglos. Cuevas excavadas en la arena, especialmente en las terrazas formadas por el Manzanares y por varios arroyos.
Las fotos anterior y posterior corresponden a viviendas-cueva de Tetuán en los años 60.


Y esta última imagen corresponde al barrio de la Concepción.
Entre los años 40 y 60, época dura y difícil de la posguerra, varios miles de madrileños vivían en cuevas por no poder alojarse en otro tipo de viviendas.