jueves, 22 de mayo de 2014

El carillón de la calle de la Sal



En la calle de la Sal, junto a la Plaza Mayor, se halla la antigua relojería de La Sal, fundada en 1880.
En el verano de 2010 se instaló en su parte superior un bonito carillón con un muñeco autómata que realiza diversos movimientos figurando que arregla un reloj.
La idea fue del relojero, Angel Manuel García,  gran madrileñista, que encargó a su amigo el dibujante Mingote un diseño para realizar el autómata.
El carillón consta de un juego de campanas que pueden realizar hasta mil melodías, aunque suelen tocar el schotis "Madrid" y un fragmento de la zarzuela "La Gran Vía".
Como no podía ser de otra manera, el conjunto sirve además para saber la hora y para ello cuenta con dos relojes de sol, uno mecánico, que es el que sujeta el relojero, y justo detrás de él, un reloj de cuco y otro de arena.


3 comentarios:

Puri dijo...

Hola Carlos, debajo del relojero hay un reloj de sol, ¿o es solo coincidencia que los dos marquen las doce? Saludos

el osorio dijo...

Sí, Puri, hay otro reloj de sol, aunque parezca pintado lo es. Saludos.

Anónimo dijo...

Bueno¡Acabo de salvar a Gundisalvo del ostracismo,como hago siempre en vísperas electorales,y me viene Kronos con toda la horlogeria Ming inventada, menos el electrónico..o tal vez lo lleve escondido´...Anda que salud y humor van de la mano y Mingote era buena muestra de ello.Saludos.Acacia.
.