martes, 5 de marzo de 2013

Palacio de la Música: para la música.



El Palacio de la Música corre peligro de ser transformado en un nuevo centro comercial.


El Palacio de la Música, en la Gran Vía nº 35, es una de las mejores salas cinematográficas y de conciertos de Madrid.
Fue construido en 1926 por Secundino Zuazo.


En 2008 cerró sus puertas a causa de la crisis de la cultura y de los cines que ha motivado el cierre de diez de los trece cines de la Gran Vía.


En los últimos años ha sido restaurado con dinero público para su conversión en una de las mejores salas de conciertos de Madrid.
Sin embargo, la crisis de Bankia (Caja Madrid), su actual propietario, ha propiciado que, aún estando próxima la terminación de las obras para recuperar el auditorio, el banco haya decidido venderlo a una firma de moda.


De producirse esta venta, los madrileños perderíamos un importante espacio cultural que se convertiría en otro gran comercio alienante e insostenible para ropa de temporada, es decir, ropa de usar y tirar.


Si quieres que el palacio de la Música sea para la Música,





Tu firma es necesaria para conservar este importante espacio cultural de Madrid:

No te calles, firma aquí

******

Las fotos en B/N las he encontrado en Urbanity.
La foto color es de Madridiario.

16 comentarios:

fotoMadrid dijo...

Hay que apoyar esta causa. No se puede permitir que este espacio, cuyo fin está muy claro, y que se ha rehabilitado con dinero público, se acabe convirtiendo en una tienda de una franquicia de ropa.

Las ideas de rodi dijo...

No tenía ni idea de esa venta, de verdad que es otra aberración contra la cultura y una burla a los ciudadanos que financiamos y refinanciamos bancos, cajas, especulaciones y demás...las veces que haga falta. Me muero de pena cuando entro al Palacio de la Prensa convertido en tienda de ropa, en otro que hay al principio de Conde de Peñalver que hicieron lo mismo con él y otros tantos como el Rex de Gran Via tapiado y abandonado. En fin que la cultura es un mal a perseguir, en plan Inquisición...y lo peor es que no se preserva ni se crea un futuro digno para los que vienen detrás, claro que si se les prepara, se les instruye y se les abre la mente...se le acaba el chollo a muchos. ¡¡¡Qué pena!!!

Unknown dijo...

Según leo fue restaurado con dinero de una caja, caja que ahora está arruinada y tiene lógico interés en venderlo.

Si como teatro o sala de conciertos no era rentable, tampoco lo va a ser ahora, y los que piden que no se convierta en una tienda, deberían pensar en cómo pagarlo.

el osorio dijo...

Hola, Fotomadrid, ojalá logremos salvar esta joya. Pues sí, Rody, parece una pesadilla. Ya hicieron lo mismo en el Avenida y en el que dices, el antiguo cine Salamanca. Saludos

el osorio dijo...

Hola, Unknown, gracias por tu opinión. Pues hombre, lo rentable y lo no rentable no es el único baremo para medir las cosas que de verdad importan: la sanidad, la educación, la cultura, tienen que medirse con parámetros de utilidad social y calidad de vida. En este caso concreto lo estamos pagando por partida doble, con el dinero de los que tienen su cuenta en esta caja, que son muchos madrileños, y con las ayudas públicas para la rehabilitación, que también proceden de nuestros bolsillos. En todo caso vale la pena conservar lo mejor de Madrid, y este palacio es parte de ello.

Unknown dijo...

Siento decirlo, pero al final todo tiene un coste económico, y el arte también.

Si no queréis que estas cosas pasen, podéis ir al teatro, y hacer gasto.

Ahora mismo, creo que venderlo y sanear un poco las cuentas de Bankia es una buena idea. Si queréis hacer otra cosa con él, hay que pagarlo de nuestro bolsillo, y eso tiene un precio.

Me llamo Carlos!

el osorio dijo...

Hola, tocayo. Convertirlo en tienda de ropa es destruir el interior del edificio, y eso es difícilmente recuperable. Si debemos pensar en términos de rentabilidad, una sala de conciertos y de musicales en plena Gran Vía ahora que el turismo no deja de aumentar, no es una mala idea.

Unknown dijo...

¿Qué te hace pensar que, si en términos económicos, eso fuese más rentable, no sería eso lo que se haría?

Por otra parte, comparto tu punto de vista respecto a los interiores del edificio, y además creo que se podrían (que no digo que se vaya a hacer así) respetar bastante, que ya hay ejemplos de ello.

el osorio dijo...

¿Qué me hace pensar que no se hace sioempre lo más indicado? Amigo Carlos, llevo viendo demasiadas cosas hechas al revés por quienes nos dirigen y empiezo a estar hasta el gorro de tanto desatino. Estoy hasta las narices de tanta obra absurda y carísima que se ha hecho en Madrid en los últimos años. ¿Sanear Bankia convirtiendo el Palacio de la Música en una tienda de ropita? Por Dios, Bankia se ha tragado ya 26.000 millones de dinero público para sanearse. ¿Por qué no dejan en paz el palacio de la Música? ¿Por qué no respetan un poco a esta ciudad?

Unknown dijo...

Muy emotivo, sí, pero no mezclemos cosas, ahora estamos hablando del Palacio, no del rescate de Bankia. Dime tú cual es la solución, y cuanto (nos)va a costar, por que si quieres que sea un espacio cultural público (es la impresión que tengo, ten en cuenta que lo tenemos que pagar entre todos, y ahora mismo, hay sitios mejores donde meter el dinero.

el osorio dijo...

No podemos separar la situación de Bankia de lo que pasa en este edificio. El Palacio de la Música tiene que ser un edificio cultural, si la gestión es pública o es privada no quita ni pone a lo esencial en este tema.

Unknown dijo...

¿Y por qué "tiene que"? ¿Ha pensado en los puestos de trabajo que daría si fuese una tienda? ¿Cree que a estas alturas nos es más conveniente un teatro público que una tienda nueva donde una empresa haga una inversión y cree puestos de trabajo? las palabras bonitas y las buenas intenciones chocan contra una realidad de vacas flacas, flacas, flacas, y no me hable de Bankia, porque estamos con otra cosa: esto es un edificio, y las opciones son hacer un espacio cultural público, para lo que primero lo tendría que comprar una administración, o venderlo a una empresa y que lo destine a una actividad económicamente productiva. Mire, ya tenemos otros teatros, públicos y privados, no pidamos sinsentidos a estas alturas.

el osorio dijo...

Puestos a comparar, considere la cantidad de gente que trabaja en un teatro de musicales como el Lope de Vega y compárela con la nómina de un centro comercial como el que ocupa el malogrado y masacrado cine Avenida. Eso sin hablar del daño a la cultura de una ciudad, que no considera importante. En cualquier caso, es difícil que ideológicamente nos entendamos, ya que su visión puramente mercantilista es opuesta a la mía. En todo caso, permita que le haga una pregunta en un terreno más personal, por si en ese terreno pudiésemos coincidir al menos en algo: ¿Con relación al palacio de la Música, qué opción de las que se barajan le resulta más atractiva: la tienda de Mango, o un auditorio para música, conciertos, teatro y cine?

Unknown dijo...

Personalmente la de un teatro, pero mi opinión personal no tiene importacia. También creo que si hubiese más demanda de musicales (a mí no me gustan) que de ropa de Mango (por seguir con el ejemplo que creo recordar que hemos puesto), se montaría un teatro.

De todas formas, en ningún momento, señor Osorio, me habla del tema de cómo lo pagamos...

Tampoco creo que estemos tan lejos ideológicamente, no exagere!

el osorio dijo...

Bueno, Carlos, voy a ver si consigo acercarme un poco más a sus posiciones: voy a ponerme yo también mercantilista, aunque ya le digo que no es lo mío. La industria cultural está en auge en el mundo, mientras que la industria de la ropa no pasa por sus mejores momentos. El caso de España está sujeto a parámetros particulares, ya que aquí la cultura está peor que en el resto del mundo debido a varios factores: una crisis económica más fuerte, una piratería que goza de impunidad y una carga impositiva para la cultura superior a la mayoría de los países. Perder ahora un espacio como el palacio de la Música es pan para hoy y hambre para mañana, créame. El turismo en Madrid no deja de crecer y hay razones para apoyar un espacio cultural como este de cara al futuro. Por lo que a mí respecta, doy por zanjado el debate, créame, tengo muy poco tiempo libre en estos días y quisiera atender a otros asuntos. Gracias, Carlos.

Unknown dijo...

Gracias a usted. Seguiré siguiendo su blog.